Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Ver política de cookies

Cómo impulsar un proceso de cambio en tu empresa mediante la externalización de procesos de negocio - CTI Soluciones

Cómo impulsar un proceso de cambio en tu empresa mediante la externalización de procesos de negocio

Dice muy sabiamente el refranero popular: “Zapatero, a tus zapatos”.

Este sencillo dicho resume a la perfección la esencia de la Externalización de Procesos de Negocio también conocida como Outsourcing.

Dedícate aquello que controles a la perfección y sea el core de tu negocio, y el resto plantéate externalizar.

¿Qué es la externalización de procesos de negocio? 

La externalización de procesos de negocio consiste en ceder parte de los procesos que intervienen en tu negocio a un tercero mediante un contrato de prestación de servicios.

Ese contrato debe recoger un SLA (Service Level Agreement) o Acuerdo a Nivel de Servicios. Esto consiste en un escrito consensuado entre un proveedor de servicios y su cliente con objeto de fijar el nivel acordado para la calidad de dichos servicios.

En ese acuerdo, deben estar perfectamente definidos los términos relativos a la calidad del servicio, tales como tiempos de respuesta, disponibilidad horaria, documentación disponible, personal asignado al servicio, etc.

Cuando una empresa decide llevar a cabo la externalización de procesos de negocio, establece una relación con un proveedor y es importante que defina bien sus necesidades y expectativas.

Un SLA simplifica este proceso, reduce áreas de conflicto y favorece el diálogo ante cualquier disputa. Si está suficientemente bien definido proporciona un marco de entendimiento y una base para controlar y cuantificar el servicio que se ha externalizado.

 

Externalización de procesos de negocio

¿Cómo sé con quién debo llevar a cabo la externalización?

La externalización de procesos de negocio no es una decisión baladí. Constituye una estrategia importante para las compañías que buscan nuevas formas de alcanzar un alto desempeño en procesos que no controlan.

El outsourcing de tu proceso de negocio no puedes hacerlo con cualquiera. Ha de ser un proveedor de servicios con una gran reputación y que tenga experiencia funcional y sectorial documentada.

Un proveedor que domine a la perfección el proceso y le dé a tu empresa  garantías. Un proveedor de alcance global, flexible y que domine el outsourcing enfocado a todos los sectores.

Puedes centrarte en la mejora de una función específica de tu negocio o bien buscar una solución combinada, como externalizar varias funciones simultáneamente con el mismo proveedor.

¿Qué ventajas tiene llevar a cabo este proceso?

Reducción de todo tipo de costes fijos: personal, de espacio, de inversión en equipos, etc.

– Ganar flexibilidad teniendo un mayor porcentaje de costes variables sobre el coste total del producto.

Maximizar la eficiencia de las operaciones con los mínimos recursos al dejarlo en manos de especialistas en esos procesos.

-Contar con proveedores altamente especializados.

Ahorros de tiempo significativos principalmente en formación de equipos propios y en reducción de curvas de aprendizaje e implantación.

Aceleración de los procesos de cambio en las compañías

Sin duda, una de los puntos más interesantes en la externalización de los procesos de negocio, es cómo permiten gestionar y acelerar los procesos de cambio en las compañías.

Hay empresas con mucho éxito que por no poder adaptarse, desaparecen. Hoy en día, aquella empresa que no consigue transformarse al ritmo que marca la economía deja de ser competitiva.

Es sabido que los frenos más importantes al cambio somos las personas y nuestra legendaria resistencia al mismo. Justamente la razón de ser del outsourcing es hacer cosas de manera distinta para lograr resultados distintos y mejores.

Con personas nuevas, personas que no sufren los anclajes existentes en la compañía principal, anclajes culturales, tabúes corporativos, modos de pensar, etc., este ejercicio de confrontación de las nuevas y viejas maneras de hacer, bien gestionado, siempre es enriquecedor.

Y por último en las empresas de externalización es habitual que el trabajo esté apoyado en herramientas sistemáticas de gestión y mejora continua. Todas estas metodologías, están principalmente orientadas a gestionar el cambio de una manera medida y orientada.

En resumen, la externalización de un proceso de negocio ayuda a eliminar estructura, ganar flexibilidad, y todo ello nos permite adaptarnos de mejor manera y más rápidamente a los cambios del entorno. Eso se traduce en ventaja competitiva.

 

¿Necesitas más razones para pasar a la acción y poner en marcha la externalización de procesos de negocio en los que tu empresa no destaca?

CTI Soluciones lleva más de medio siglo dedicándose a dotar a las empresas de servicios basados en la innovación y diversificación de soluciones y productos.

Hablemos y pongamos en marcha un proceso de cambio y mejora en tu empresa hoy mismo.

 

¡Comparte este artículo en las redes sociales!

¡Recibe nuevos artículos en tu email!

Si te ha gustado este artículo puedes suscribirte y recibir en tu correo todas las novedades del blog

Si esto te ha interesado quizás te interesen estos artículos relacionados