Zona única de pagos en euros

Pasarela de pago
La SEPA es la zona en la que los ciudadanos, empresas y otros agentes económicos pueden hacer y recibir pagos en euros con las mismas condiciones, derechos y obligaciones, y ello con independencia de su ubicación y de que esos pagos impliquen o no procesos fronterizos.

La zona SEPA está integrada por los 27 países miembros de la Unión Europea, además de Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega y Suiza.

La pasarela de pago SEPA hace posible que los usuarios de transferencias bancarias, domiciliaciones y tarjetas de estos 32 países dispongan de un único conjunto de estándares y normas.

SEPA es ya una realidad y se podrán utilizar sus instrumentos que pone a disposición de los usuarios una amplia gama de sistemas de pagos: transferencias, adeudos directos básicos, tarjetas y adeudos directos B2B para operaciones en España y con el resto de la zona SEPA de manera sencilla, segura y eficaz.

Operativa del sistema

Optimice sus pagos europeos

SEPA es el paso lógico para completar el proceso con la introducción de billetes y monedas denominados euros, y permitirá aprovechar plenamente de todas las ventajas que ofrece la Unión Monetaria.

En la Zona Única de Pagos en Euros existe un conjunto de instrumentos para operaciones de pago electrónicas en euros al por menor. Con SEPA desaparece la diferencia entre pagos nacionales e internacionales; ahora son todos pagos SEPA.

Beneficios que aporta SEPA:

  • Mayor protección para los usuarios de servicios de pago.
  • Utilización de una sola cuenta bancaria para operaciones dentro de la zona SEPA.
  • Utilización de estándares comunes que permite mejoras de eficiencia en los procesos de ejecución de pagos y redundará en mayor competencia.
  • Desarrollo de innovaciones en el ámbito de los instrumentos de pago que servirá de plataforma de despegue para servicios de valor añadido.
  • Desaparición de barreras para la ejecución de pagos internacionales.

¿Nos reunimos para ampliarte información?

Nuestro equipo comercial contactará contigo