Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Ver política de cookies

¿Cómo garantizar la seguridad jurídica de las transacciones online? - CTI Soluciones

¿Cómo garantizar la seguridad jurídica de las transacciones online?

El desarrollo en las tecnologías de la información sin duda ha supuesto un cambio en el comportamiento de la sociedad y en el acceso y contratación de esta a determinados bienes o servicios a través de las transacciones online. Sin embargo, esta situación ha provocado que se precisen diferentes instrumentos para garantizar la seguridad jurídica y técnica de dicho proceso.

 

¿Qué papel juega el Tercero de Confianza en las transacciones online?

Para garantizar la seguridad jurídica de las transacciones online existe el llamado ‘Tercero de Confianza’, figura física o jurídica que interviene entre las partes en una transacción electrónica para garantizar la seguridad y el buen funcionamiento en los procesos derivados de la misma.

Su intervención está regulada en el artículo 25 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, donde se especifica que son las partes intervinientes en la transacción online las que acuerdan que sea un tercero de confianza el que archive informáticamente todas las comunicaciones generadas entre ellas.

El Tercero de Confianza puede archivar todo tipo de información y documentación que se haya intercambiado entre las partes independientemente del dispositivo utilizado. Se podrá archivar toda comunicación mantenida en el móvil, tablet u ordenador.

 .

Ventajas de la figura del Tercero en Confianza en las transacciones online:

El Tercero de Confianza no sólo garantiza la seguridad jurídica de las transacciones online archivando la comunicación telemática entre las partes, sino que se mantiene la seguridad y confidencialidad del proceso con el depósito notarial de los documentos.

Las comunicaciones registradas durante la transacción electrónica se mantienes archivadas hasta un plazo de cinco años, indicándose la fecha y hora en las que se produjeron para evitar futuros problemas entre las partes. Además, y una de las grandes ventajas en la contratación de este servicio es que los agentes implicados ahorran en los gastos de impresión y en el transporte de la documentación.

En CTI llevamos más de 60 años ofreciendo a las empresas la externalización de sus servicios y velamos por la seguridad jurídica de las transacciones online con nuestros Servicios de Tercera Parta de Confianza, en colaboración con Logalty.

¡Comparte este artículo en las redes sociales!

¡Recibe nuevos artículos en tu email!

Si te ha gustado este artículo puedes suscribirte y recibir en tu correo todas las novedades del blog

Si esto te ha interesado quizás te interesen estos artículos relacionados