Tendencias tecnológicas empresariales

No es ningún secreto que la tecnología avanza a pasos agigantados y que está al servicio de las personas y de las empresas, con el objetivo de aumentar la productividad y mejorar nuestra calidad de vida. Cada año se establecen nuevas tendencias tecnológicas empresariales, y en este artículo podrás encontrar las más representativas de 2021. 

El año 2020 finalizó con el título de “ El gran año del salto tecnológico” en cuanto a los diferentes desarrollos que hubo en términos de Big Data, ciberseguridad y banca digital así como en inteligencia artificial.

La llegada de una pandemia mundial puso en jaque a todo el globo terráqueo, las ciudades se paralizaron y simplemente dejaron de producir. Una vez más, la tecnología se puso del lado de las personas para poder facilitar la transición a una nueva manera de trabajar, de comunicar o de consumir.

En un contexto COVID, las empresas se han visto retadas a iniciar nuevas formas de comunicación con el cliente para suplir aquellos puntos de contacto directo con él que ya no pueden tener. Los diferentes canales digitales sustituyen los canales tradicionales más que nunca.  Por ejemplo, ya no es necesario acudir a un centro de belleza especializado para que haga un estudio sobre tu piel y, con ello, pueda diagnosticar un tratamiento súper especializado para cada cliente. La tecnología ha permitido eliminar este paso de la ecuación y otorgar todo este servicio de atención superespecializada a través de un simple selfie, desde tu casa y sin intermediarios.

De la misma manera que, cuando los empleados de una fábrica industrial volvieron a sus puestos de trabajo tras el confinamiento, notaron muchas diferencias, como la utilización de sensores para saber si los empleados se lavaban las manos regularmente, si estaban utilizando la mascarilla correctamente o si estaban infringiendo alguna de las normas del protocolo de seguridad anti-covid.

Por todo esto, las tecnologías que serán tendencia durante este 2021 serán aquellas que ayuden a las empresas a ser más rápidas en la toma de decisiones, más sostenibles y que mejor se adapten a este contexto. A continuación, profundizaremos en las tendencias tecnológicas empresariales que podremos encontrar a lo largo de este año.

Tendencia 1. Inteligencia artificial (IA)

La Inteligencia artificial ya forma parte de algunos sectores como la medicina, la robótica, las finanzas, la seguridad o la comunicación. Todos conocemos a Siri, Google Assistant o a Alexa.

Se prevé que la inteligencia artificial será implementada en una amplia gama de información como videos, voz, imágenes, análisis de datos e incluso, desde el punto de vista de las empresas, se podrá implementar modelos predictivos basados en IA que puedan anticiparse a los comportamiento de consumo del usuario. Se estima que al menos unos 25 mil millones de cosas estarán conectadas por inteligencia artificial a lo largo de 2021, razón de más para considerarla como una de las principales tendencias tecnológicas empresariales en 2021.

Sin embargo, aún se desconoce la escalabilidad que la IA podría tener a efectos prácticos. Una sólida estrategia de ingeniería IA facilitará el rendimiento de cualquier compañía aportando un valor diferencial con respecto a la competencia. Los robots inteligentes, algoritmos y asistentes artificiales son algunas apuestas que entran con fuerza con el objetivo de mejorar la experiencia de compra del cliente y modernizar acciones comerciales.

Tendencia 2. Realizar operaciones desde cualquier punto

Poder realizar cualquier tipo de operación en remoto será vital para que las empresas puedan sobrevivir en un contexto de pandemia.

Este modelo, en resumen, permite acceder a los negocios, tanto a empleados como a socios comerciales para poder operar en entornos físicamente remotos.

Esto no significa que las tiendas físicas se vuelven innecesarias, sino que se debe mejorar digitalmente, por ejemplo, que puedas validar un burofax online con la misma validez legal.

Otro ejemplo de negocio disruptivo en este campo son los bancos-móviles, que sólo cuentan con una app y desde la cual se puede hacer todo tipo de operaciones, sin interacción física.

Tendencia 3. La nube distribuida; el futuro de la nube

Probablemente, ya te hayas dado cuenta de la amenaza que supone guardar toda tu información en un sólo disco duro. Esto no sólo supone un problema a la hora de gestionar toda esa información, también conlleva problemas de seguridad, baja eficiencia, logística y productividad. Pues en la nube sucede lo mismo; almacenar todos nuestros datos en una sola nube podría acarrearnos enormes pérdidas.

la nube distribuida

A esto pone solución la denominada nube distribuida; es una forma de infraestructuras de servicios en la nube que utiliza nubes más pequeñas e individuales, distribuidas en diferentes ubicaciones físicas y con diferentes capacidades de procesamiento para realizar variedad de servicios para los clientes.

Este sistema pone sobre la mesa otras amenazas y retos para las empresas, como por ejemplo, el rendimiento y la seguridad de sus sistemas. No obstante, la nube distribuida también tiene un gran potencial ya que reduciría los costes de mantenimiento de datos y permite el procesamiento local.

Este último punto es el más interesante ya que al tener unidades de procesamiento más pequeñas pero más cerca del usuario se entiende que puede garantizar un mejor ancho de banda y una menos latencia. Por lo que, además de tratarse de una tendencia en seguridad, la nube distribuida también será una de las tendencias tecnológicas empresariales durante 2021.

Tendencia 4. Hiperautomatización
 

Otra de las tendencias tecnológicas empresariales de 2021 es la hiperautomatización. La hiperautomatización es la idea de que todo aquello que pueda ser automatizado dentro de una corporación debe serlo, con el objetivo de alcanzar la agilidad y flexibilidad en las diferentes acciones y estructuras empresariales.

hiperautomatización

Esto conlleva la combinación de diferentes tecnologías de optimización, predicción y automatización basada en la inteligencia artificial.

La hiperautomatización va un paso más allá de la automatización que ofrecen los procesos robóticos (RPA), aumentando sus capacidades gracias a la incorporación de la IA.

Un ejemplo claro de implantación de hiperautomatización es el que podemos ver en algunas compañías bancarias y cómo han automatizado la gestión documental con la ayuda de la inteligencia artificial.

Tendencia 5. Internet del comportamiento (IoB)

Seguro que alguna vez has oído hablar del Internet de las cosas (loT), pues bien, dicho concepto ha evolucionado a lo que podemos llamar como Internet del comportamiento (loB)

Mientras que el loT hacía referencia a todo objeto que estuviera conectado a internet con el objetivo de recopilar datos y procesarlos para después tomar decisiones inteligentes, el loB trata de aprovechar la tecnología y el análisis de datos para influir en el comportamiento de las personas, no sólo en las decisiones de compra, también en lo que va a votar, qué va a comer, etc.

Según la consultora Gartner, en el año 2023 se espera que hasta el 40% de las actividades individuales sean rastreadas digitalmente para influir en el derecho a percibir beneficios y servicios, por lo que se espera que el Internet del comportamiento sea una de las principales tendencias tecnológicas empresariales en 2021, con el objetivo de comenzar a adaptarse a esta situación futura.

El loB puede utilizar nuestra ubicación, el reconocimiento facial, monitorizar nuestra actividad física, la huella digital de lo que generamos en redes sociales, nuestros hábitos de consumo para saber identificar nuestras necesidades. Es decir, esta tecnología recoge el “polvo digital” que vamos dejando en internet de forma cotidiana; datos que abarcan tanto el mundo digital como el físico para así recopilar y analizar información para influir en los comportamientos de las personas.

En resumen, el 2021 viene cargado de una tecnología puntera la cual puede facilitar mucho todos los procesos internos de negocio además de añadir un punto diferenciador a nuestra corporación. No obstante, es importante hacer un ejercicio de reflexión para considerar si nuestra empresa está preparada para introducir estos cambios y, en caso afirmativo, saber cómo actuar y organizarse para saber afrontar estos nuevos modelos disruptivos.

Servicios IT

Comentarios